Saltar al contenido
Aquella Maravillosa Infancia

Los libros de texto de la EGB: el olor a nuevo que siempre recordaremos

Uno de los rituales más atractivos de aquellos primeros años escolares en la EGB de los años 70 y 80 era el comprar y forrar los libros del colegio. Eso siempre que no los herederas de tus hermanos mayores.

El olor de los libros nuevos, hojear las materias desconocidas y las ilustraciones, era un proceso que te llenaba de ilusión. Quizá por eso la primera evaluación traía menos suspensos.

Lote libros Santillana años 80
Los libros de texto de los años 80

Los libros los cubríamos o bien con unos forros de plástico transparente hechos a la medida y que se enganchaban en las tapas del libro, o bien con iron-fix, un plástico transparente adhesivo que era más bien caro, que se vendía en rollos y que tenías que recortar para ajustarlo al libro. Algo que hacían generalmente nuestras madres, mientras nosotros escribíamos nuestro nombre en ellos.

libros-texto-años-80
¡Seguro que te acuerdas del olor a nuevo de los libros de texto!

En cuanto a las editoriales de nuestros libros escolares, había muchas, pero cada colegio podía decidirse por una u otra: Bruño, Edelvives, SM, Anaya o Santillana fueron las que cada año surtían de libros a los centros escolares.