Saltar al contenido
Aquella Maravillosa Infancia

Juegos de mesa y tablero de los años 70 y 80

Si estás buscando esos juegos de mesa retro como los antiguos que fueron famosos en España en los años 70 y 80, con los que pasabas horas jugando cuando eras niño, estás en el lugar correcto. Recordamos contigo esos momentos nostálgicos.

Sin duda, uno de los mejores inventos y pasatiempos de la historia son los juegos de mesa. Con ellos hemos pasado maravillosos días de reuniones con amigos. Con esta selección de juegos, el aburrimiento no tiene cabida en tu casa. Revive con ellos esas partidas interminables como si estuvieras de nuevo en los años 80.

Los juegos de mesa clásicos de los años 70 y 80

En la calle éramos unos gamberros de cuidado que jugábamos con petardos y tirahuevos, y manteníamos nuestro estatus a base de peleas con las pandillas rivales.

En casa nos transformábamos en seres apacibles que jugaban al parchís, la oca, las damas, el ajedrez… Juegos de mesa que han traspasado generaciones, pero estos eran los de la nuestra.

¿Te acuerdas del Tragabolas o del Monopoly? Vamos a recordar con nostalgia los juegos de mesa que marcaron tu infancia si creciste en los años 80.

La estrella de los juegos de mesa de los años 70 y 80 fueron los juegos participativos, de caracter familiar, con gran tradición, como los famosos Juegos Reunidos Geyper, el Monopoli, el Master Mind, el Scrable, las tres y cinco en raya, el Backgamon, Grand Prix, Othello, Estrellas Chinas, el Cluedo, el Intelec, etc, sin olvidar la llegada del Trivial.

Fueron años en que empresas como Borrás, Educa, Geyper, Rico, Airgam, Exin, Madel, Famosa, Berjusa, Artosa o Congost eran los almacenes de nuestros Reyes Magos.

El rey de los juegos de mesa fue los Juegos Reunidos Geyper. Nació en los años setenta y había diferentes variantes según la cantidad de juegos que contuvieran la ruleta, el parchís, la oca, las ratas, el tres en raya, el que te cojo, las damas o el ajedrez, eran algunos de ellos. Unos tenían reglas sencillas, otros, no tanto…

Geyper introdujo en las casas unos juegos, primero en cajas de madera, y luego de cartón, que tenían diferentes presentaciones. Comenzaron a comercializarse en los años sesenta, y en los setenta eran todo un clásico en nuestras casas.

El monopoly: recordando los juegos de mesa de los años 80

Considerado en la actualidad como uno de los juegos de mesa más famosos de todos los tiempos, el Monopoly es otro de esos recuerdos que viene a la mente cuando uno se pone a pensar en los juguetes de la infancia.

monopoly
Juego de Monopoly clásico

Es nostálgico recordar las tardes y tardes de partidas eternas que pasábamos jugando con los amigos. Era mucho más divertido que una partida rápida al Conecta 4: comprábamos terrenos, especulábamos con ellos, edificábamos una casita… Todo con el fin de arruinar a nuestros contrincantes.

juego monopoly
Interminables partidas de Monopoly… lo que nos ha gustado el dinero desde bien pequeños

No es que importe, pero las reglas reales del Monopoly rara vez se siguieron. Realmente, ¿alguien alguna vez subastó una propiedad en lugar de comprarla?

Sin embargo, este pasatiempo pro-capitalista imperecedero vive en una expansión cada vez mayor: hay versiones oficiales basadas en Juego de Tronos, Star Wars, Fortnite… Hoy en día, incluso se puede solicitar una edición personalizada de Hasbro, con las ubicaciones que tú mismo especifiques (publicaciones favoritas, el lugar donde perdió su virginidad, ya sabes, este tipo de cosas).

También estaban el Palé, “made in Spain”, y el hermano pobre, de Falomir Juegos, que se llamaba Superpoly.

Superpoly, el hemano pobre del monopoly

Quizá no lo sepas, pero cuando Elizabeth J. Phillips ideó a principios del siglo XX lo que años después sería el Monopoly, lo que en realidad pretendía era explicar las teorías económicas sobre el monopolio de las tierras, demostrándo sobre el tablero cómo terratenientes podían enriquecerse fácilmente especulando con rentas.

¿Quieres comprar un Monopoly de estilo antiguo? Date una vuelta por sección de juegos de mesa retro y elige el que más te guste.

El parchís clásico

El juego del Parchís es ese que acompañó a los niños de la EGB en tardes lluviosas en los años 70 y 80, esas en las que no apetecía nada salir a la calle a jugar con los amigos.

El sonido del dado moviéndose en el cubilete, esa frase que siempre nos alegraba decir… un, dos, tres, cuatro… me la como, te vas para casa y ¡Me cuento veinte!… Todo es nostalgia al recordar este juego de mesa.

parchis años 80 juego
Hace una partida de Parchís?

Generación tras generación, ha encandilado a sus participantes, llenando horas de diversión y entretenimiento. Este juego llegó a España en la década de los años veinte, cuando ya era conocido mundialmente. Su relativo bajo precio y sus reglas elementales fueron claves para que se convirtiera en pocos años en un juego muy popular y asequible a todas las clases sociales, siendo un pretexto para reuniones o momentos lúdicos.

juego parchis
El tablero del juego de Parchís de mi infancia

Había tableros que en el reverso tenían El Juego de la Oca, otros eran de bolsillo y magnéticos para jugar en cualquier parte… El de la foto creo que se llama automático. No tenías que tirar el dado con el cubilete, bastaba con girar un botoncito para que se moviera dentro del compartimento de plástico.

Si quieres comprar un tablero de parchís y recordar esos ratos que pasaste cuando eras niño, puedes encontrar un montón de ofertas en Amazon. Mira las que hemos buscado para ti:

Conecta 4: Un juego de los años 80 que sigue de moda

También conocido como cuatro en raya, Contacta 4 era un juego aparentemente fácil… hasta que te ponías a jugar y tu rival siempre ganaba. Había veces en las que jugábamos de forma tradicional, con papel y lápiz.

conecta 4
Un tablero del juego Conecta 4

Pero el juego de MB era más sofisticado: un tablero vertical azul lleno de agujeros donde se introducían las fichas del color elegido (rojo o amarillo), con el objetivo de alinear cuatro consecutivas del mismo color en vertical u horizontal, y lo más difícil, evitar que el oponente se adelantara e hiciera la línea antes que tú.

conecta 4
Conecta 4, de MB

Cuanto te querías dar cuenta, ya te había colocado cuatro fichas en diagonal... fin del juego, ¿Jugamos la revancha? Vale. Pero mejor en el Quién es Quién.

Intelect: Juego de los años 80 para niños listos

El Intelect fue la versión española pero más barata del famoso Scrabble, el juego de las palabras cruzadas. Un juego olvidado hasta que ha vuelto a nuestros smartphones y tablets en forma de Apalabrados.

juego intelect
Juego de Intelect clásico

Consiste en juntar letras para construir palabras. Este era uno de los juegos preferidos de los maestros de la EGB: algunos profes de legua permitían llevarlo a clase en días especiales y echar unas partidas en horas lectivas. Cualquier método era bueno si se trataba de aprender vocabulario.

scrabble
Juego de mesa Scrabble

Como todo juego de éxito que se precie, aparecieron los clones y versiones. Uno de estos falsetes fue el Intelecto, donde las piezas en lugar de ser de plástico, estaban hechas de cartón.

Intelecto, el hermano pobre del Intelect

El juego de mesa Operación, para jugar a médicos

Operación fue un ejemplo temprano y sorprendentemente duradero: una mezcla de juego de mesa, juego electrónico y el delicado procedimiento médico.

El tablero representaba el cuerpo de un paciente al que había que operar, tarea que se realizaba extrayendo mediante unas pinzas de metal los extraños huesos de plástico de nombre cómico, a cual más dispar:
el calambre del escritor, la manzana de Adán, la mariposa… sin que el paciente se quejara.

Juego de mesa operación
Juego de mesa Operación de los años 80

Si te temblaba el pulso y tocabas los bordes de las hendiduras, estabas perdido: un pitido anunciaba el fallo y se iluminaba una bombilla roja enorme que hacía de nariz del muñeco. Lo mismo nos entreteníamos destruyendo barcos con Hundir la Flota que operando a un muñeco narigudo. Seguro que muchos niños de la EGB hoy en día serán exitosos médicos gracias a este juego.

El juego tenía reglas y niveles de juego cada vez más complejos, incluidas varias tarjetas de ocupación hospitalaria.

Sin embargo, para un niño de la época EGB, había dos defectos pequeños pero cruciales en este juego de mesa: en primer lugar, ese hueso que siempre se quedaba atrapado en la ranura de forma extraña, que no había manera de sacar, y en segundo lugar, y lo que es más importante, los cables que conectan las pinzas a la placa con frecuencia se rompían y se volverán inestables. La pregunta de qué se suponía que debías hacer cuando la bombilla explotase nunca fue realmente resuelta…

Hundir la flota: El juego de los barquitos

Con lo sencillo que era jugar con un par de hojas de cuaderno de papel milimetrado… Pero aquello molaba más, con esos pinchitos que teníamos que clavar sobre nuestras naves del juego de tablero Hundir la flota.

hundir la flota
Tableros del juego de Hundir la Flota

Después llegó la versión computadora del Battleship y se acabó eso de hacer trampas cambiando el transatlántico de lugar. ¡Tocado y hundido!

juego de hundir la flota
Juego de mesa Hundir la Flota

Por cierto, en la caja del Hundir la flota de los primeros años se ve reflejada un imagen extremadamente sexista: los hombres de la casa jugando mientras las mujeres se “entretienen” en fregar…

Caja de hundir la flota antigua: ellas, a fregar

Hundir la flota que sigue triunfando entre jóvenes y no tanto. Si quieres comprar una de los nuevas versiones de este juego clásico puedes hacerlo online a través de Amazon:

Quién es Quién: Jugando a detectives

Raro es que exista algún niño de los años 80 que no lo conozca o haya jugado a él. Quién es quién fue uno de los juegos de mesa que más ratos de diversión nos dio a los niños de la EGB.

Pero admitámoslo, este juego es la razón por la que nadie puede tomarse en serio un retrato robot de la policía.

quien es quien juego de mesa
¿Jugamos a detectives?

Mediante un sistema de fichas de plástico , en tablas casi “gemelas” se presentaba una galería de caras de 40 pícaros. Cada uno de los jugadores debía elegir una carta de personaje al azar. Luego había que hacer preguntas de sí o no (“¿Lleva gafas?, ¿Usa sombrero”, “¿Tiene bigote?”…), para deducir el personaje elegido por nuestro contrincante y con cada respuesta se iban eliminando los sospechosos que no cumplían las condiciones, hasta conseguir quedarse con una sola persona: “¿Es Robert el personaje?”…

Por supuesto, cada cara tenía que tener un aspecto fácilmente definible, de ahí la gran cantidad de sombreros, gafas y, en demasiadas personas, mejillas muy coloreadas. No hay duda, las fotos estaban basadas en una comunidad de personas que vivían en una ciudad fría del norte.

quién es quién
Otra versión del juego Quién es Quién? ochentero

Especialmente satisfactorio era descubrir una pregunta asesina, ¿Esta persona es femenina? y eliminar un montón de sospechosos del tablero. Como en todos los juegos, a veces nos saltábamos las reglas y, en lugar de seleccionar una carta, elegías directamente al personaje.

Lo malo es que al final se acababa uno aprendiendo la posición de los personajes y más que investigar lo que hacíamos era memorizar.

quién es el personaje
Fake de Quién es Quién

Por otra parte, no he visto imitación más cutre de este juego que uno llamado “Quien es el personaje?”. Estaba hecho todo de cartón: los tableros y las fichas. Y en cuanto a los personajes eran famosillos de la época: Sabrina, Rambo, Lola Flores… ¿Pero qué hicimos en los ochenta para merecer esto?

El tragabolas: El hipopótamo que lo traga todo

El juego de los hipopótamos comilones más famoso de los años 80. Le dábamos al mando como unos posesos y el bicho estiraba el cuello como una tortuga para engullir el máximo de bolas antes de que lo hicieran nuestros tres rivales. Era un juego muy sencillo, y sin embargo uno de los más divertidos y populares de la infancia. ¿Qué tendrán los hipopótamos que atraen tanto a los niños?

tragabolas juego
El juego de los hipopótamos comilones

El tragabolas se podría definir como un juego ágil y enérgico, en el que intentábamos atrapar con nuestro caballo de río el mayor número de canicas de plástico… nadie dijo que fuera la comida favorita de los hipopótamos, pero… ¡Qué más da!  O lo que es lo mismo, la diversión consistía en “diez minutos de ñam, ñam, ñam, y luego vuelta a la caja“, ya que hartos del estruendo, nuestros padres nos lo quitaban y lo sustituían por otro juego más tranquilo.

Hoy en día han salido otras versiones del Tragabolas, pero no tienen el encanto que tenía este juguete en los años 80. O será la visión nostálgica, que nos hace percibirlo así, snif, snif:

Juegos reunidos Geyper: El mejor juego de mesa de los años 80

El juguete más completo que pasó por tus manos en los años 80. Aquí estaban todos los juegos de mesa juntos en una caja: los Juegos Reunidos Geyper.

Había cajas con diferente número de juegos: de 25, de 45… y la reina, la caja de 65. Aunque lo cierto es que siempre acabábamos jugando a los mismos: el parchís, la oca, las tres en raya, la ruleta y las damas. Había otros que ni usábamos o si lo hacíamos, nos inventábamos la forma de jugar, pues algunos eras más confusos que las reglas de monopoly.

Juegos reunidos Geyper
¡Qué despliegue de colores!

Los tableros eran de cartón, y en cada cara estaba impreso uno diferente para aprovechar al máximo el espacio. También había una especie de peonza que, dicho sea de paso, nunca supimos para qué servía. Y también unos ratones de diferentes colores. Los juegos reunidos Geyper y el tragabolas nos hicieron pasar grandes momentos a los niños de los 80.

juegos reunidos geyper
Juegos reunidos Geyper, cajas de 25 y 25 juegos

En Amazon podemos comprar pack parecidos a los de los Juegos Reunidos Geyper que reúnen un montón de tableros clásicos: los hay de madera y de cartón como los de antaño, de las marcas Falomir y Clementoni entre otras. Mira las ofertas de juegos clásicos que hemos encontrado online:

Pero si lo que te interesa es comprar una caja de Juegos Reunidos como la de los años 80, te aconsejamos que te des una vuelta por Ebay y busques entre los productos de segunda mano que allí puedes encontrar.

El mago electrónico: Lo sabe todo

El mago electrónico siempre da la respuesta exacta. Al igual que el Intelect, era un juego educativo muy famoso de los años 80 de preguntas y respuestas. El mago, en realidad era un robot que, mediante una varita respondía correctamente a las preguntas de temática variada que se iban formulando.

juego mago electrónico
El mago electrónico, siempre daba la respuesta correcta

El mecanismo era muy simple, de todo menos electrónico, pero nosotros estábamos intrigados desde el principio. El robot en cuestión tenía menos de dos pulgadas de alto, estaba hecho de metal sólido y tenía una postura rara con las rodillas dobladas que le hacía parecer que necesitaba desesperadamente un inodoro.

En sus manos sostenía un largo palo de metal. Se colocaba en uno de los dos agujeros del tablero, mientras que alrededor de él se situaba un círculo de respuestas impresas y las preguntas en el agujero de al lado. Y lanzábamos la pregunta.

juego el mago electrónico
Tablero de El mago eletrónico

Después, supuestamente, podíamos intentar vencer al robot respondiendo las cuestiones, pero, seamos realistas, la mayor parte de nosotros saltamos directamente a la etapa dos: observábamos cómo el robot lo hacía. En la ruleta de respuestas, su bastón siempre apuntaba la contestación correcta…. ¡Es sólo un pedazo de metal, ¿Cómo puede saberlo?!!!

El único problema era que no había tantas preguntas por caja, por lo que después de un par de tardes lluviosas, la diversión estaba limitada. Pero, al menos por un tiempo, este era un juguete con un factor sorpresa auténtico, al menos para cualquier persona de diez años o menos. Luego podrán decirnos que todo funcionaba a base de imanes, pero oye… para los enanos tenía magia.

Juego del libro gordo de Petete

Había una versión donde el mago electrónico era sustituido por una figura de Petete. Su nombre “El libro gordo de Petete“. ¡Ay que ver lo listo que era nuestro amigo el pingüino!

Las mejores ofertas del 2021 en juegos de los años 80 retro y clásicos que puedes comprar online

En esta página hemos buscado para ti un montón de juegos de mesa antiguos y baratos que nunca pasarán de moda y que tantos momentos de diversión te dieron en aquellas tardes lluviosas de tu infancia. Hemos seleccionado para ti los mejores y más bonitos juegos de tablero de tipo retro del mercado que no pueden faltar en tu hogar.

A través de Amazon puedes comprar un Monopoly Nostalgia de Hasbro, que se vende en caja de metal, inspirado en un tablero vintage de los años 30 y dinero de aspecto viejo. También tienes una edición del mítico En busca del Imperio Cobra, o el clásico Misterio donde te convertías en todo un detective, entre otros muchos que hemos preparado para tu deleite.

Prepárate para rememorar un montón de juegos tradicionales nuevos reeditados, típicos de los años 70 y 80 con los que pasar buenos ratos de entretenimiento, entre los que se encuentran:

  • Monopoly
  • La Ruta del Tesoro
  • Misterio, de Cefa
  • En Busca del Imperio Cobra
  • Aduanas
  • El Juego de la Oca
  • Trivial Pursuit clásico
  • El Parchís de Cayro
  • Yo fui a EGB

Otros artículos retro que te pueden interesar: